El cóndor andino renace en Colombia


Para el pueblo Arahuaco la Sierra Nevada de Santa Marta es el centro del mundo, la que determina el estado de salud del planeta y el cóndor su guardián, el espíritu guerrero de los ancestros que protege el aire, las montañas, los páramos y nevados y su desaparición sería catastrófica. 

En las escarpadas tierras de la Sierra aún permanece la mayor población de la especie en el país, pero durante años el cóndor andino desapareció de los Andes colombianos, limitándose a sólo dos lugares del país, en el Páramo de Chiles en Nariño y la Sierra Nevada de Santa Marta.

Esta alerta llegó en 1989 tras la publicación del libro Aves de Colombia de Steven Hilty y William Brown, que puso en evidencia la crisis del ave insignia de Colombia, que para entonces tenía menos de medio centenar de ejemplares en todo el país.

Después de esto proyectos científicos privados y estatales han repoblado la especie en todos sus hábitats del país y han hecho conciencia entre las comunidades sobre la naturaleza inofensiva de la especie, anteriormente cazada por creerse que atacaba al ganado.

Tras los esfuerzos de conservación, en 1997 se avistaron ejemplares en el Perija y en el Páramo de Cáchira en Santander, luego en Boyacá, se cree que la competencia por el alimento y el aumento de la población han influido en la expansión del territorio de la especie.

En 2005 se trajeron individuos del Zoológico de San Diego en Estados Unidos y se liberaron más de 70 ejemplares en un ecosistema muy importante para la especie como lo es el Páramo de Chingaza, otros en Puracé, Chiles, Parque de los Nevados, Páramos de Belmira, San Cayetano y Parque Nacional Natural El Cocuy.

Se cree que en la actualidad existen de 150 a 200 ejemplares del icónico cóndor andino en Colombia, la meta es doblar esa cifra y lograr que la especie llegue a un punto geográfico estratégico como lo es el Páramo de Sumapaz, desde donde la especie se podría distribuir por las cordilleras oriental y occidental.



Se creó una comunidad de 200 personas en Boyacá, que se dedica a vigilar a los cóndores y proteger su hábitat, se cree que en el departamento existe actualmente una población de 50 individuos. En este momento existen cerca de 90 ejemplares en proceso de reintroducción.

Pregunta sobre nuestros planes ecoturísticos y caminatas grupales a los páramos de Colombia en Siemprecolombia.com 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacunas recomendadas para viajar al Amazonas

Peligros de la selva Amazónica