El Dorado siempre estuvo ahí


Durante cientos de años los exploradores del antiguo mundo llegaron a estas tierras buscando una ciudad construida completamente en oro, escucharon historias de reyes que se bañaban en el preciado material y habitaban tierras de abundancia ilimitada.

El mito de la ciudad y sus montañas de oro solido motivaron toda clase de expediciones que dieron como resultado la exploración de lo que hoy es Colombia, sus costas, sus valles, sus ríos, cordilleras, fauna, flora y pueblos ancestrales. 




Los antiguos exploradores y colonizadores debieron sentirse muy frustrados al no encontrar el lugar de sus fantasías, pero ignoraban que el oro buscado por tanto tiempo no era una leyenda. 






Así es, El Dorado está ahí, pero no está hecho de metal; la riqueza de esa tierra entre dos mares son sus amaneceres únicos, sus frutos con sabores tan diversos como los climas donde crecen, gente amable y trabajadora. Un lugar con sitios soñados, provenientes de las más increíbles fantasías. 






La realidad de Colombia supera ampliamente a las fantasías de El Dorado, en Colombia encontrarás lugar mágico, hogar casi 2000 especies de aves, cuna de los animales más grandes que han habitado el mar, desde sus nevados y páramos hasta sus costas y barreras de coral, toda una alucinante mezcla de fantasía y realidad.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacunas recomendadas para viajar al Amazonas

Peligros de la selva Amazónica

Lexico Ticuna,Tikuna; vocabulario, glosario,palabras y su traducción